Luna nueva en géminis

Ligero va andando. En lo alto, se despliegan sus alas.

Para conectarse con su poder creativo, El logos.

Podrás conocer fácilmente sus diferentes caras, Pero difícil será descubrir su corazón Pues éste vive en un estado de viaje. En dónde se atraen, Diversas maneras de experimentar al mundo. No le pidas al estado de quietud, Su alma mora en las preguntas, Y cuando se responde una, ya encontró la siguiente. Divertirse es la base en la cual se mueven sus vínculos, Si ha de haber intensidad, Deja en manifiesto su huída.

Ahora el novilunio se posiciona enfrente de la cualidad geminiana.

Géminis, el signo de la identidad multifacética que es capaz de disfrutar de muchos intereses al mismo tiempo. En dónde posa su mirada, siempre encuentra su inquietud, que genera el asombro en todas las cosas. Tiene la habilidad de aprender rápidamente, como también de cambiar sin apegarse tanto emocionalmente. Es ágil, liviano, y le encanta andar de viajes cortos.

Le gusta conectar desde el logos, pues es el comunicador del cielo. “Hermes”, el mensajero divino. Al ser un signo regido por Mercurio, su mente es rápida, y tiene la habilidad de crear muchas conversaciones al mismo tiempo. Puede ser que no tenga la capacidad de sostenerlas a todas por mucho tiempo. Así mismo es con sus actividades. Tiene un interés muy amplio, y abierto. Su desafío es lograr llevar una constancia, un compromiso y una profundidad en estas actividades.

Que la luna esté pasando por el novilunio en este signo, nos invita a sembrar nuevas preguntas, a encontrar en dónde podemos asombrarnos. Nos conecta con la energía del niño que se presta a experimentar lo bello de la vida. Nos acompaña para entablar una conversación con nuestra manera de pensar y de comunicarnos. Si bien Géminis nos invita a compartir, conversar, y pensar… En esta sociedad sobreestimulada, seria muy bueno que nos demos tiempo para preguntarnos:

¿Dejamos el suficiente espacio para escuchar? ¿Dejamos suficiente espacio para descansar la mente y crear desde un lugar más sano y armonioso?

¿Podemos manifestar nuestros pensamientos y palabras libremente?

El asombro es una cualidad primordial para el ser humano. El permitirnos tener espacio para encantarnos por el mundo que nos rodea nos entrega la sensación de admiración. El percibir al mundo con ojos mágicos, nos cambia la percepción con la cual nos dirigimos hacia el. Generando el asombro, podemos reencontrarnos con el mundo que nos rodea desde un lugar de respeto y honor. ¿Recuerdas lo mágico que era el mundo cuando eras pequeño? Esa sensación de encantamiento es el espíritu de nuestro niño interior.

Muchas veces en una civilización tan exigida por el “deber ser”(saturno) y por la necesidad de sobrevivir (aries, escorpio) como en la civilización occidental, esta cualidad de “encantamiento” se ve atropellada. Así también es cómo podrían sentirse los niños de nuestra sociedad. Muchas veces sin darnos cuenta, como adultos, no generamos espacios lúdicos en los cuales nuestros niños puedan manifestar su creatividad imaginativa. Esta capacidad imaginativa, fue castigada por mucho tiempo. Mientras se da el cambio en nuestra sociedad, hay un llamado cada vez más fuerte para conectar con este mundo de imágenes, donde la sabiduría nace desde los corazones.

Géminis representa esta energía de nino, en la cual nos generamos preguntas, y estamos interesados por participar y experimentar esta vida.

El trabajar con el chakra vishuddha de la garganta, nos conecta con nuestro poder creativo. Al hablar emanamos sonido. La música que emanamos del instrumento de nuestro cuerpo, son cualidades vivas que hacemos vibrar. Al hacerlas vibrar, resuenan en nuestro entorno, así como en nuestro cuerpo. Es por eso, que atraemos a esas cualidades vivas hacia nosotros y hacia nuestro entorno. En el nāda yoga se cantan mantras para dar lugar a la creación desde el resonar.  El poder creativo que está relacionado con el chakra swadhisthana, aquel que nos vincula con nuestra creatividad, la sexualidad, la socialidad en nuestros vínculos con el entorno.

Para este novilunio, este nuevo ciclo que comienza hasta llegar a la luna nueva en sagitario, podemos elegir llevar la atención hacia que es lo que queremos crear desde la palabra. Como también, generar espacio para el asombro, y el interés hacia las diversidades que existen en nuestro mundo.

Ritual para el novilunio en Géminis: 

Les proponemos cantar un mantra. Busquemos un lugar tranquilo y cómodo para sentarse en postura fácil. Sentimos el apoyo sobre la Tierra, y nos erguimos hacia el cielo. Vamos a enderezar la columna vertebral, y aplicar jalandhara bandha (llevamos el mentón levemente hacia el pecho). Hacemos tres respiraciones profundas, y ya estamos listos para cantar un mantra. Nosotros les proponemos : “Adi Shakti”. Este mantra nos conecta con nuestra capacidad creativa femenina. 

Dejar un comentario